fbpx

Parásitos externos: las pulgas (III)

Las pulgas: ciclo biológico, parasitosis en perros y prevención:

Ciclo biológico

Generalmente el ciclo de una pulga suele durar unas 3-4 semanas, pero puede alargarse incluso meses. 

El ciclo comienza con las pulgas depositando sus huevos en la piel del hospedador (el perro), los cuales caen al entorno:

  •  Ya sea en la casa donde vive el animal, en alguna alfombra, manta o suelo sin más… 
  • O bien en el exterior cuando sacamos a pasear al perro

Los huevos eclosionan y salen las larvas, que miden de 1 a 5 mm (¡son casi microscópicas!). Se alimentan principalmente de materia orgánica que encuentran allá donde cayó el huevo. Pero les gusta sobre todo estar en lugares oscuros y húmedos con mucha materia orgánica. Es muy típico encontrarlas escondidas entre las costuras de alfombras, cojines o sofás. 

Estas larvas tejen un capullo donde se meten para realizar la metamorfosis que las transformará en pulgas adultas. Un capullo con una pulga en metamorfosis se llama “crisálida” o “pupa”. 

Estas “pupas” pueden quedarse en estado latente sin salir de su capullo hasta un periodo de… ¡5 meses! Esperando las condiciones de temperatura, humedad y la cercanía de algún animal al que picar para poder salir de su crisálida y alimentarse. 

Si bien es cierto que las pulgas adultas suelen morir con la primera helada del año, todas las crisálidas resisten este temporal, sobreviviendo hasta la llegada de la primavera para poder eclosionar y parasitar a su hospedador. 

Las pulgas son de los parásitos que mayor rango de hospedadores presenta, ya que puede picar a perros, pero también a gatos, caballos, gallinas, cabras… ¡incluso humanos!

¿Qué consecuencias puede traer una parasitosis por pulgas?

El principal problema suele ser la picazón que generan. Los veterinarios dedicados al campo y los ganaderos suelen sufrir estas parasitosis, describiéndolo como un prurito intenso y muy molesto. 

Más allá de esto, existe una reacción alérgica que suelen sufrir los perros como consecuencia de la picadura de una pulga. Los principales síntomas que solemos ver es rojez intensa en la zona de la grupa y las extremidades posteriores. El animal tiende a morderse estas zonas con mucha fuerza, con intención de aliviar el picor, llegando a arrancarse el pelo y causándose a sí mismo heridas e infecciones de la piel. 

Por si fuera poco solo con esto, las pulgas pueden transmitir diferentes enfermedades sanguíneas causadas por bacterias y virus diversos, como a Bartonelosis o la Micoplasmosis.  

perro con pulgas

¿Cómo puedo evitar que mi amigo sea picado por todos estos ectoparásitos?

En el mercado existen multitud de productos para prevenir las picaduras de estos parásitos: collares, champús, pipetas… 

El principal problema que solemos tener en primavera y verano es que la población de ectoparásitos aumenta exponencialmente, y aunque todos estos productos funcionen de forma eficaz para repeler a las pulgas, garrapatas y mosquitos, no siempre consiguen hacerlo al 100% (¡sobre todo cuando las zonas verdes están sembradas de estos!). También es cierto que con el calentamiento global algunos parásitos adelantan su llegada cada año. Sobre todo, en el caso del mosquito de la leishmaniasis. 

Por eso siempre se recomienda tener uno de estos productos repelentes protegiendo a nuestro perro todo el año (un buen collar, por ejemplo, que tienen una duración de 6-8 meses) y especialmente cuando llega el buen tiempo, reforzar la acción de ese collar o pipeta con otro repelente extra. 

En Lavakan, disponemos de un champú repelente que contiene aceite de Andirova, un repelente natural empleado tradicionalmente por los indígenas del Amazonas para evitar la picadura de los mosquitos y demás parásitos, además de tener propiedades hidratantes y cicatrizantes para ayudar a sanar los rascados ocasionados por el picor que ha sufrido nuestro amigo en el caso de la reacción alérgica por picadura de pulga.  

Su acción puede ser empleada tanto para prevenir la aparición de todos estos molestos insectos, así como tratamiento adicional en el caso de que nuestro amigo ya esté infestado con pulgas. Además, tiene efecto bactericida.

Nuestro champú repelente con aceite natural de Andiroba es vegano, es libre de parabenos y siliconas, no es agresivo para el manto de nuestro peludo y no es tóxico por ingestión, y solamente por el precio de 2 € podrás combinarlo con distintos tratamientos para un mayor efecto y protección de tu peludo.

Andiroba repelente natural
Semilla de Andiroba

Esperamos que hayáis aprendido mucho con estos tres artículos que hemos comenzado con mucha ilusión. En el apartado de los flebótomos no hemos podido hablar mucho de la leishmaniasis en sí y de cómo se trata la enfermedad en sí misma ya que sobre todo queríamos centrarnos en su transmisor. Pero tranquilos, porque el mes que viene, hablaremos más de la leishmaniasis, hablaremos sobre la vacunación de esta enfermedad y comentaremos otros dos temas de interés para vosotros. 

El mes que viene, ¡más y mejor! ¡Hasta pronto! 

¡Te dejamos aquí los tres artículos para que no te pierdas ninguno! 

 
En Lavakan nos preocupamos por el bienestar animal y trabajamos para facilitar y mejorar su higiene y por lo tanto, su salud y la de toda la familia. Nos gusta manteneros informados y ofreceros las herramientas para el cuidado de vuestros peludos, por eso trabajamos conjuntamente con veterinarios, para ofrecer el mejor servicio posible a vuestras mascotas y la mejor información para vosotros. 

by

Alba Gómez Rojas

Graduada por la Universidad Complutense de Madrid. Veterinaria clínica y divulgadora.

Te ha gustado el post?
Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest
deja tu comentario

Contacto comercial

club lavakan logo or(1)

Franquiciados

×