fbpx

Parásitos externos: el mosquito de la Leishmania (II)

El mosquito de la Leishmaniasis. Ciclo biológico, epidemiología y signos clínicos

De todos los ectoparásitos que vamos a comentar hoy, quizá el más difícil de entender sea el mosquito de la Leishmaniasis, ya que no es el mosquito el animal que nos preocupa en sí, si no la enfermedad que puede portar en su interior: la famosa leishmaniasis. 

Ciclo biológico

La leishmaniasis en realidad se desarrolla por un protozoo (parásito microscópico) que los mosquitos portan en la boca y que al picar al perro, inoculan dentro de este. Este protozoo se le conoce con el nombre científico de Leishmania spp. 

Generalmente, el ciclo de vida de los mosquitos dura un total de 6 semanas, en las cuales pasan por cuatro fases:

Huevo < Fases Larvarias (4 fases) < «Pupa» o «crisálida» < Adulto

Realmente, estos mosquitos se alimentan de las frutas y néctares, pero las hembras necesitan alimentarse con sangre antes de realizar la puesta de huevos. 

En las zonas calurosas de España el flebótomo entra en actividad a finales de febrero, y termina a principios de diciembre. Mientras que en el las zonas más frías, comienza su actividad en mayo y la finaliza en noviembre. La época de máximo riesgo de transmisión del parásito es en verano. 

El riesgo de transmisión también varía a lo largo del día, y suele ser al anochecer y durante la noche (cuando la humedad es mayor) cuando se encuentran más activos. 

Epidemiología

La leishmaniasis es una enfermedad de amplia distribución en el mundo, sobre todo en América del Sur y en toda la cuenca del Mediterráneo.  

Los mosquitos que transmiten esta enfermedad son denominados flebótomos. Dependiendo de la zona geográfica en la que nos encontremos habrá diferentes mosquitos y diferentes especies de leishmanias. En el caso de España: 

  • Los principales flebótomos que la transmiten son:

          – Phlebotomus perniciosos

          – Phlebotomus ariasi

  • Y la Leishmania predominante es Leishmania infantum.

El flebótomo es un mosquito relativamente pequeño… ¡tanto que puede atravesar las mosquiteras! Por lo que, si estás pensando que por tener a tu amigo resguardado en casa podría salvarse del peligro, estabas equivocado.   

Mosquito de la leishmaniasis

Signos clínicos

Las presentaciones clínicas en los perros pueden ser muy diversas.

Síntomas generales:

Aumento del tamaño de los ganglios, pérdida de peso, anorexia o pérdida parcial del apetito, letargia, vómitos, diarreas etc

Síntomas cutáneos/oculares:

Dermatitis de cualquier tipo: exfoliativa, erosivo-ulcerativa, nodular, papular… Así como un crecimiento excesivo de las uñas. Hinchazón de los párpados y conjuntivitis. 

Otros síntomas:

Lesiones en zonas de mucosas como la boca o el interior de la nariz, cojeras, trastornos vasculares como vasculitis, trastornos neurológicos, insuficiencia renal, anemia y alteraciones de la coagulación.  

Las personas también pueden desarrollar la leishmaniasis si son picados por el flebótomo, pero no por contacto directo con un perro enfermo. 

 

Si quieres saber cómo prevenir la picadura del mosquito, no te pierdas el último artículo y te contamos cómo evitar a este y otros dos parásitos más. 

¡Te dejamos aquí los tres artículos para que no te pierdas ninguno!

 
En Lavakan nos preocupamos por el bienestar animal y trabajamos para facilitar y mejorar su higiene y por lo tanto, su salud y la de toda la familia. Nos gusta manteneros informados y ofreceros las herramientas para el cuidado de vuestros peludos, por eso trabajamos conjuntamente con veterinarios, para ofrecer el mejor servicio posible a vuestras mascotas y la mejor información para vosotros. 

by

Alba Gómez Rojas

Graduada por la Universidad Complutense de Madrid. Veterinaria clínica y divulgadora.

Te ha gustado el post?
Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest
deja tu comentario

Contacto comercial

club lavakan logo or(1)

Franquiciados

×