fbpx

El riesgo de humanizar a nuestro perro

Los perros son un miembro más de nuestra familia, pero ¿qué relación tenemos con nuestros peludos? Hablamos sobre la creciente humanización de los animales, el riesgo de humanizar a nuestro perro y de las claves para tener un perro sano y equilibrado. 

Los perros comparten su espacio con nosotros, y por su naturaleza, viven bajo el concepto de manada, son animales sociales y les gusta estar con nosotros, sentirse parte del grupo y formar parte de él. Pero tenemos que tener claro, que, aunque sean un miembro más de la familia, son animales de otra especie, y como tal, tienen sus propias necesidades e instintos.  

¿Humanizas a tu perro?

Tratar al perro como un niño, atribuirle sentimientos y emociones como los nuestros, vestirlo por estética o disfrazarlo, celebrar aniversarios como los haría para los hijos, enseñarles a ir al WC, pasearlos con carrito o llevarlos todo el rato en brazos, darle comida de nuestro plato o sentarlo en la mesa, sobreprotegerlos, etc. Son solamente alguno de los ejemplos de humanizar a los peludos. 

Humanizar es dotar de cualidades exclusivas de las personas a los animales y tratarlos como si fueran humanos. A veces puede parecer gracioso compararlo con los humanos, pero, aunque perros y humanos seamos ambos animales, los perros son de otra especie y compararlos con nosotros y desde el punto de vista humano, puede ser perjudicial, provocando problemas de comportamiento e insatisfacción para ellos. 

Los perrhijos

¿Has oído hablar de este termino? Lo cierto es que, cuantas más mascotas hay en los hogares, más disminuye el número de hijos que se tienen. Las generaciones jóvenes cada vez tienen más claro que no quieren tener hijos, o bien, retrasan la decisión de tenerlos. Y muchos de ellos, en su lugar, prefieren tener perros. 

Hay que dejar clara una cosa, que tratemos a nuestro perro como uno más de la familia no significa que lo estemos humanizando, pero no debemos tratar al perro como un niño o un substituto de este, ¡aunque le llamemos perrhijo! 

¿Dónde está el límite entre cuidar bien a nuestro perro y humanizarlo?

Humanizar a los animales es algo que debemos evitar ya que va en contra de su naturaleza. No se trata de no proporcionarle atención o cariño, sino de tener en cuenta sus necesidades.

Los perros quieren y tienen que sentirse perros, olisquear durante los paseos, socializar con otros perros y oler traseros, jugar, restregarse en el suelo, ensuciarse, experimentar… En definitiva, deben hacer cosas de perros para poder ser un perro sano y equilibrado. Eso no quita que como miembro de la familia compartamos momentos, espacios, cariño y muchos mimos. 

Hay que tener en cuenta que los perros no reflexionan y no interpretan las sensaciones de la misma manera que los humanos. Aprender e informarnos sobre lenguaje canino nos puede ayudar a entender a nuestro perro y darnos cuenta de cuando algo le gusta, o por el contrario, le molesta, le disgusta, le provoca ansiedad o le da miedo.

La mayor demostración de amor y cariño que podemos darle a nuestro perro, es respetarle y darle la vida que se merece tener. Y cuidarlo según lo que necesita él y no lo que necesitamos nosotros.

¿Cómo se comporta un perro humanizado?

Como hemos dicho antes, un perro humanizado puede mostrar problemas de comportamiento y ser un perro infeliz. Os nombramos algunos de los problemas de comportamiento que podemos observar y el riesgo que comporta humanizar a nuestro perro:

  • No respeta las normas, y normalmente, ocurre porque se lo hemos permitido todo.
  • Puede sentir miedo y estrés ante estímulos desconocidos, si lo sobreprotegemos, cambiamos el tono de voz para calmarlo, lo acariciamos o lo abrazamos, lo único que estaremos consiguiendo es reforzar esa conducta de miedo y darle motivos para tenerlo.
  • Es posible que no sepa socializar con otros perros, si lo llevamos siempre en brazos, bolsas o carritos y a penas tiene contacto con ellos.
  • Puede sufrir ansiedad por separación, si está acostumbrado a pasar todo el día junto al humano.
  • Puede ser agresivo cuando no consigue lo que quiere.  

¿Cómo consigo un perro sano y equilibrado?

Para que nuestro perro esté sano y equilibrado, primero de todo debemos entender y reconocer que pertenece a otra especie. Es necesario dedicarle tiempo de ejercicio mental y físico, practicar obediencia y establecer límites y, debes permitir que descubra, huela, socialice y se ensucie. 

También es importante su alimentación, mantener una dieta equilibrada y adecuada para él y cuidar de su salud, así como cuidar de la higiene del perro. 

Recuerda que ha especialistas que pueden ayudarte a resolver dudas y detectar aquello que no estamos haciendo bien, como los veterinarios, etólogos o los educadores caninos.

Perro sano y equilibrado

¿Cómo se comporta un perro humanizado? 

Como hemos dicho antes, un perro humanizado puede mostrar problemas de comportamiento y ser un perro infeliz. Os nombramos algunos de los problemas de comportamiento que podemos observar:

  • No respeta las normas, y normalmente, ocurre porque se lo hemos permitido todo.
  • Puede sentir miedo y estrés ante estímulos desconocidos, si lo sobreprotegemos, cambiamos el tono de voz para calmarlo, lo acariciamos o lo abrazamos, lo único que estaremos consiguiendo es reforzar esa conducta de miedo y darle motivos para tenerlo.
  • Es posible que no sepa socializar con otros perros, si lo llevamos siempre en brazos, bolsas o carritos y a penas tiene contacto con ellos.
  • Puede sufrir ansiedad por separación, si está acostumbrado a pasar todo el día junto al humano.
  • Puede ser agresivo cuando no consigue lo que quiere.   

¿Cómo consigo un perro sano y equilibrado?

Para que nuestro perro esté sano y equilibrado, primero de todo debemos entender y reconocer que pertenece a otra especie. Es necesario dedicarle tiempo de ejercicio mental y físico, practicar obediencia y establecer límites y, debes permitir que descubra, huela, socialice y se ensucie. 

También es importante su alimentación, mantener una dieta equilibrada y adecuada para él y cuidar de su salud, así como cuidar de la higiene del perro. 

Recuerda que ha especialistas que pueden ayudarte a resolver dudas y detectar aquello que no estamos haciendo bien, como los veterinarios, etólogos o los educadores caninos.

 

En Lavakan nos preocupamos por el bienestar animal y trabajamos para facilitar y mejorar su higiene y por lo tanto, su salud y la de toda la familia. Nos gusta manteneros informados y ofreceros las herramientas para el cuidado de vuestros peludos, por eso trabajamos conjuntamente con veterinarios y especialistas, para ofrecer el mejor servicio posible a vuestras mascotas y la mejor información para vosotros.  
Te ha gustado el post?
Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest
deja tu comentario

Contacto comercial

club lavakan logo or(1)

Franquiciados

×